El efecto “Cobi”

“Proyecto Cobi”

El efecto “Cobi”

Hemos compartido ya con ustedes el proyecto “Cobi” el hermoso Golden Retriever que junto a varios compañeros estamos entrenando para ser en el futuro un perro de asistencia para un niño dentro del espectro autista.

Desde hace un par de semanas tengo el privilegio de tenerlo conmigo y ha sido espectacular, me gustaría compartir lo que es un día promedio con él. Nuestro día comienza temprano, cuando lo saco a pasear aproximadamente 30 min, en esta época del año hace mucho frío en Madrid, así que siempre pasamos un poco de frió. Cobi sabe que tiene que hacer “pipi y popo” fuera, y tiene un lugar favorito en el parque.

El efecto “Cobi”
El efecto “Cobi”

Después del paseo matutino, nos toca llevar a los niños al cole, Cobi es el primero en estar listo con su peto de entrenamiento y de un salto al coche nos acompaña, Elías y Junior disfrutan mucho de su presencia.

Después de dejar a los niños nos vamos a la oficina, tengo la suerte de trabajar en una oficina pet friendly así que Cobi es bienvenido y tiene lugares especiales para él.

Está comprobado que los perros en la oficina reducen considerablemente el estrés y por lo menos, en lo que a mí respecta, puedo decir que esto es verdad. Hay otros estudios que se han hecho que además de reducir el estrés, aumentan la productividad de los empleados y los hace más felices.

En un día de trabajo Cobi y yo bajamos unas 3 veces al parque para que haga pipí, esto a diferencia de molestarme me encanta pues me sirve mucho para desconectar un poco del trabajo y también para hacer ejercicio. Después de tener a Cobi mi actividad diaria se ha incrementado a casi al doble según mi medidor de actividad. Hay varios estudios que dicen que hacer pausas en el trabajo cada cierto tiempo ayuda a estar más concentrados y ser más eficientes en el trabajo.

Llega el momento de ir a casa, y cuando llegamos es momento de practicar algunas interacciones entre Cobi y los niños. Todavía es muy pronto para hacer terapias entre ellos pero tanto como Junior y Elías tienen oportunidad de jugar y divertirse con él. Ahora estamos practicando pasear juntos. El peto de Cobi es especial para que gracias a un arnés uno de los niños este anclado a él.

La noche termina con un último paseo y un poco de adiestramiento, cosa que disfrutamos mucho los dos. Es nuestro momento. Es increíble ver la evolución que ha tenido Cobi desde la primera vez que lo vi, y esto es gracias a todos mis colegas que han trabajado duro con él antes de llegar a mí.

Cobi llama mucho la atención, primero porque es imponente y precioso, y como si eso no fuera poco lleva un peto rojo muy bonito característico de los perros de asistencia. No es casualidad que en un día, tenga al menos 8 interacciones con extraños, que me preguntan por él. Cuando les platico sobre la misión de Cobi la gente se queda impresionada, él me ha ayudado mucho a hablar sobre el trastorno del espectro autista, cuando comento a la gente que mis hijos tienen TEA, siempre me miran con una cara como diciéndome “Pobrecito” y es mi oportunidad perfecta para hablar del autismo y crear consciencia. Me impresiona mucho la falta de información que se tiene al respecto en general, y por eso disfruto mucho hacerlo. Podría escribir otro artículo con cosas que he escuchado pero la que más me dio risa fue la de una señora ya mayor que también paseaba a su perro que me dijo: El autismo no existe, es solo una moda…. Jeje.

El efecto “Cobi”

Con Cobi he tenido oportunidad de entrar a lugares a los que no dejarían entrar a un perro común, como centros comerciales o a uno de mis restaurantes favoritos, a esto le llamo yo el poder del Peto, la gente lo mira como a un super héroe caminar y es que eso es justo lo que Cobi es, cuando él se pone su peto es como cuando un superhéroe se pone su capa o su máscara.

Sin su peto en casa es otro más de nuestra manada y aunque aún él es muy joven, en unos meses estará destinado a hacer mejor una vida. Por supuesto que me he encariñado mucho con él y cuando llegue el momento de entregarlo para su adiestramiento intensivo final será difícil pero el simple hecho de pensar que he sido parte de la formación de este super héroe de cuatro patas me pone una sonrisa en mi cara.

Gracias Cobi por tanto, más que adiestrarte yo a ti tú me has adiestrado a mí y este es el inicio de mi carrera en el mundo del entrenamiento canino para asistencia.

Cierro con una frase que me encanta sobre los perros, “El perro es el único animal que te quiere más, de lo que se quiere a sí mismo”.

Ernesto.

Compartir:

3 Comments

  • Daniel Gómez

    30 diciembre, 2018 - 9:58 pm

    Excelente articulo!! Ojala existan mas Cobis en el mundo, que haya mas conciencia sobre las necesidades de los niños con TEA y que esa gente que cree que es solo moda no sea un estorbo sino un motivo mas de lucha para concientizar a nuestras comunidades!!

  • Rara Rodríguez

    31 diciembre, 2018 - 7:47 am

    Sin duda,las características de esta raza proveniente del labrador son muy apropiadas para la ayuda humana.

  • Martha

    4 enero, 2019 - 5:17 pm

    Tu descripción sobre el autismo me ha permitido conocer algo más de la ayuda por parte de ese amigo incondicional, Cobi para Neto y Elías los felicito por su dar información que algunos desconocemos, adelate siempre! los amo a la familia Larre-Cohen💋

Deja un comentario

shares