Alimentación en niños con TEA

Alimentación en niños con TEA

Alimentación en niños con TEA

Estuvimos el sábado pasado en la charla formativa para familias sobre la alimentación en niños con TEA, impartida por Isabel Gutiérrez de Deletrea.

Como les comentaba, Ernesto siempre ha tenido más dificultad que Elías con el tema de la comida. Hemos trabajado muchísimas técnicas, probando y errando y a veces acertando. Ha sido un proceso largo, pero al final se consigue.

A continuación, les comparto la información que he recopilado de la charla y espero que les sea de utilidad.

Un 70% - 90% de niños TEA tienen trastorno/desorden alimentario. Los problemas o causas son muy variadas y es verdad que cada momento se convierte en una batalla. Nuestros niños TEA se condicionan muy rápido con lo que hay que ser muy cuidadosos con la estrategia que implementaremos y debemos estar alineados con el colegio.

La alimentación afecta nuestra vida social: cumpleaños, ocio familiar, etc y muchas veces se les echa la pelota a los padres (“eres muy flexible y por eso no come tal cosa”, “eres muy estricto” y un sinfín de comentarios) que es verdad que hasta cierto punto nos pueden llegar a afectar emocionalmente y nos agotan y optamos por salir a comer fuera menos veces y así poco a poco nos omitimos de la sociedad.

Lo cierto es que existen estrategias eficaces que van personalizadas según el niño. Debemos tener presente que la hora de la comida no debe ser un sufrimiento para nadie y debemos intentar hacerlo lo menos complicado posible.

Existe mucha propaganda de programas poco eficaces, por ejemplo, programa libre de gluten o de lácteos. Es muy radical pensar que un programa sin lactosa “mejorará el TEA” del niño. Para ponerlo de una manera simple: Si eres una persona (neurotípica) y eres intolerante a la lactosa y tomas lactosa, estarás molesto, sin ánimo, etc. Pero si eliminas la lactosa la persona se sentirá mejor y por ende tendrá un día mas provechoso. Lo mismo pasa con nuestros hijos. Se sentirán mejor por alguna intolerancia y esto hará que estén más receptivos, pero no es que mejore el TEA. Los problemas de intolerancia en el TEA no difieren del de los demás niños.

A veces, implementamos “técnicas” que solo agravan más la situación y esto causará lo siguiente:

  • Variedad limitada de alimentos.
  • Rechazo a probar comidas nuevas o cambios de textura.
  • Hábitos y nivel de autonomía por debajo de los esperado de su edad.
  • Otros comportamientos (beber demasiada agua).

Esta claro que todo esto afecta la estabilidad emocional del niño y de la familia. Esto reduce y limita las experiencias y aprendizajes.

Las posibles causas son:

A. Alteraciones sensoriales: (la más frecuente) Hiposensibilidad / Hipersensibilidad.

  1. Auditivo: Alimentos crujientes, ruido en comedor escolar.
  2. Sabores: Rechazo/preferencia sabores fuertes.
  3. Visual: Selectividad en la presentación de alimentos.
  4. Olfativa: Rechazo/preferencia por olores.

Para todas estas debemos mantener presente que debemos trabajar de manera respetuosa y natural.

B. Rigidez e inflexibilidad: (Rechazo a lo nuevo y los cambios – hiperselectividad).

  1. Siempre los mismos alimentos.
  2. Tendencia de texturas, olores, colores, sabores.
  3. Preferencia a determinadas marcas.

Los padres/cuidadores solemos tener ideas rígidas sobre la dieta saludable. Por ejemplo, el querer incorporarle un alimento especifico que quizá no sea de su agrado mas que ser una rigidez, debemos probar con una alternativa.

Un ejemplo que vimos es el de intentar que el niño se coma un bocadillo. Este niño ha rechazado el bocadillo hasta que se lo ofreció su madre con chocolate. El niño lo acepto y comenzó comiendo bocadillo con chocolate. El colegio intento darle un bocadillo con jamón a través de engaños y en cuanto el niño se dio cuenta, rechazó de lleno todos los bocadillos, el de chocolate incluido. En este ejemplo vemos como tan fácilmente se puede arruinar todo el trabajo que había hecho la madre en conseguir que el niño por fin comiese bocadillos.

  1. No engañarle nunca.
  2. Estar alineados con el colegio.

Si el niño siempre ha comido en casa la comida de su abuela, será complicado cambiarle a comida del cole y además que coma en un comedor que no es el de su casa. Aquí estamos hablando de 2 cosas que vamos a exigirle al niño. Quizá deberíamos comenzar por 1. Llevar la comida de casa o su plato (vajilla) o cubiertos etc para que solo sea el cambio de contexto.

C. Alteraciones Sociocomunicativas.

  1. Demandas sociales en la comida.
  2. Dificultad para expresar malestar.
  3. Multitarea: Manejar cubiertos, conversar, comer.

Nuestra respuesta ante su selectividad podría causar mayor rechazo. Debemos respetar sus intereses y gustos.

Un ejemplo que vimos es de un niño que no come naranja. En el cole insistían en darle naranja y eso solo desencadena rechazo a ir al comedor y si encima la monitora le dice que si se porta mal le darán naranja pues peor todavía. Con apoyo visual se consiguió anticiparle al niño todo lo que iba a comer y que la naranja no estaba dentro de esas opciones. Así volvió a aceptar ir al comedor.

D. Problemas médicos.

  1. Problemas gastrointestinales.
  2. Alergias e intolerancias.
  3. Uso de fármacos (Que pueden provocar diarrea/estreñimiento).

Identificar si nuestros niños tienen algún problema gastrointestinal, alergias y demás es muy importante. Quizá el asunto no sea por rigidez o por TEA, existe la posibilidad que sea un problema médico.

E. Otros Problemas

  1. Conducta de Pica.
  • Deficiente de nutrición.
  • Ansiedad.
  • Demandas Sensoriales.
  • Escasa habilidad para distinguir lo comestible.
  1. Rumiación.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Sensación gratificante al seguir comiendo.
  1. Ingesta Compulsiva.
  • Ansiedad.
  • Sensación de saciedad.

En este caso de ingesta compulsiva, utilizar técnicas para enseñar a comer mas despacio para poder llegar a la saciedad.

Abordaje

Determinar exactamente que es lo que mas nos interesa que el niño aprenda a hacer omitiendo lo obvio (comer – alimentarse). Muchas cosas nos vienen a la mente a la hora de corregir a nuestros niños en la mesa, aquí algunos ejemplos:

  1. Cubiertos.
  2. Tablet.
  3. Solidos.
  4. Variedad.
  5. Comer solos.

¿Por dónde empezar?

Aquí enlistamos unas estrategias generales:

  • Programa individualizado.
  • Expectativas ajustadas.
  • Priorizar objetivos.
  • Que los momentos de la comida sean agradables.
  • Mantener una actitud de tranquilidad y confianza.
  • Entorno controlado sin excesiva carga estimular.
  • Apoyos visuales; ofrecer un “contrato visual” adaptado.
  • Crear rutinas.
  • Finalizar siempre; el plato vacío.
  • Aumentar las exigencias de forma progresiva.
  • Ser perseverantes y respetuosos.

El uso de la agenda visual para estrategia de alimentación es importante para así poder decirles comemos esto y luego comemos/hacemos esta otra cosa que te gusta comer/hacer.

Nuestros niños tienen intención comunicativa y debemos ajustar siempre el nivel de exigencia o incluso la estrategia (llámese alimento solido/trozos/triturado/rebozado). Nunca debemos ignorar comportamiento.

Ernesto suele rechazar muchos alimentos. Puede tratarse de muchas situaciones. Con Ernesto es 1 de 2 cosas, la primera es que se siente mal y la segunda es que no le apetece comer eso. El es poco verbal y su intención comunicativa es bastante fuerte y evidente. Inmediatamente le ofrezco otra alternativa de comida y ya entonces acepta el alimento. Es por esto que es importante no ignorar el comportamiento.

¿Qué debemos evitar?

  • Que el niño tenga acceso a sus alimentos favoritos antes de la comida.
  • No ofrecer otra cucharada ni trozo hasta estar seguros de que ya ha tragado el anterior.
  • Engañar al niño mezclando distintas comidas (engañarlo en general).
  • Presentar la misma comida una y otra vez en distintos momentos del día.
  • Poner en el plato mas cantidad de la que va a comer.
  • Ofrecer alimentos nuevos en cada comida.
  • Forzar físicamente al niño.

Debemos elegir un momento del día para incorporar el nuevo alimento pero que este alimento nuevo no le persiga a lo largo de todo el día.

Plan de trabajo

  1. Mantener una dieta equilibrada.
  2. Hábitos y autonomía adecuados.
  3. Reforzar la masticación.

Realizar una evaluación y análisis funcional que permita identificar los factores que afectan. Si en nuestro caso, para nosotros es mas importante que Ernesto coma sin la Tablet antes que comas sólidos, entonces debemos implementar una estrategia unificada y alineada para conseguir ese objetivo o si por ejemplo para nosotros es mas importante que se alimente solo antes que deje la Tablet, implementar las técnicas necesarias.

¿Por dónde empezar?

  • Que alimentos acepta.
  • Con quien come.
  • Donde come.
  • Que utensilios usa.
  • Cuanto tiempo es capaz de mantenerse sentado.
  • Antecedentes/Conducta/Consecuencia.

Próximos pasos:

  1. Lugar nuevo (sobre todo cuando hay acondicionamiento).
  2. Ambiente tranquilo (sin ruidos, luces, etc.).
  3. Lugar sin objetos o estímulos atractivos que el niño desee coger.
  4. Ambiente estructurado (mantener las mismas condiciones al menos las primeras veces).
  5. Ubicación (Espacio que evite que el niño se disperse).

El Colegio

Identificar la prioridad de objetivo para ese niño. ¿Qué es lo que queremos corregir? ¿La tolerancia al entorno o que acepte mas/diversos alimentos? Recordemos que no se trabajan 2 objetivos a la vez.

Si hablamos de tolerancia al entorno entonces la habituación debe ser progresiva utilizando sus alimentos favoritos. Si lo que queremos es que pruebe alimentos nuevos, debemos hacerlo en un entorno libre de ansiedad.

¿Cuándo?

Solo haremos el ejercicio en una comida del día. En casa, la cena suele ser el mejor momento ya que todo esta mas tranquilo y pacífico. El tiempo de comida debe ser limitado (30 min).

¿Quién?

A veces es necesario romper con rutinas anteriores por lo que es mejor que el programa lo intente una persona nueva (siempre y cuando sea posible). Lo mas importante es la actitud del adulto. Esta debe ser firme pero tranquila y relajada.

¿Cómo?

El programa varía en función del objetivo.

Problemas frecuentes y el abordaje

  1. Rechaza todo lo sólido.
  • Aumentar progresivamente el espesor del puré. Presentar en una sola comida del día el mismo puré que acepta, pero con una textura ligeramente más espesa. Pequeña cantidad de “puré nuevo” seguido de su plato habitual.
  • Introducir pequeñas cantidades de un alimento sólido. Exposición gradual y sistemática, aunque lo escupa asumimos que lo ha comido. Para reforzar le presentamos puré y progresivamente aumentamos sólidos y disminuimos puré.
  1. Rechaza alimentos nuevos.
  • Elegir un alimento similar al que ya acepta.
  • Exposición gradual: Muchas exposiciones del mismo alimento para que lo vaya tolerando mientras le seguimos dando su alimento habitual.
  • Se le ofrece un trocito del nuevo alimento.
  1. Come de manera compulsiva.
  • Repartir las raciones en el plato de cada uno (sin bandeja en el centro para “picar”)
  • Asegurarse que no tiene acceso a comida entre horas
  • Enseñarle a comer mas despacio; masticar cada trozo 10 veces o seguir una secuencia de acciones entre cada cucharada con apoyos visuales.

A continuación, expongo algunos de los casos de los que asistimos a la charla, manteniendo el anonimato.

Niño 1

Come un alimento y luego olvida que le gusta y lo rechaza y hay que empezar de cero.

  • Se recomienda realizar un registro de texturas que el niño si acepta. Que comience por tocar, luego probar. La estrategia de aproximación es lo mas recomendable en los niños muy sensoriales que son los que suelen tener esta dificultad.

Niño 2

Come/se llena la boca de manera compulsiva.

  • Cortar en trozos de tamaño mediano que se pueda meter a su boca. Contar con números visuales los segundos para masticar.

Niño 3

Se come todo; comestible o no.

  • Se recomienda interrumpir la acción y mostrar una imagen de prohibido. Se le guía para que lo tire a la basura para así trabajar la incapacidad de distinguir entre lo comestible o no.

Niño 4

Cuando estamos fuera de casa no come nada.

  • Intentar que coma vuestra comida y con vosotros en nuevos sitios.

Niño 5

No usa los cubiertos.

  • Se recomienda proporcionar ayuda física. El adulto se sitúa detrás del niño y guía físicamente su mano. Descomponemos la secuencia en pasos y vamos retirando la ayuda desde el último paso. Retirar la ayuda poco a poco.
Ernesto Jr

En conclusión, la inflexibilidad es trabajable con apoyo visual.

  • Podemos negociar al introducir cosas nuevas.
  • Se recomienda separar 1er plato y 2do plato de comida.
  • Intentar con el 1er plato aquello que te interesa que pruebe.
  • De segundo le damos lo de siempre para compensar.

Es un proceso que lleva su tiempo pero que tiene solución. Mucho animo a todos los que lo están intentando. ¡No cuelguen los guantes!

Gracias a Deletrea por organizar esta charla tan necesaria y a su ponente Isabel por explicar un tema tan complejo de manera muy sencilla de aprender.

Un abrazo. Jenny.

Compartir:

1 Comment

Deja un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tus preferencias de privacidad.

gdpr[consent_types], gdpr[allowed_cookies],

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación.

_ga, _gid, _gat

shares