Comprendiendo a mis hijos

Comprendiendo a mis hijos - Autism 4 Good

Comprendiendo a mis hijos

El Autismo me ha enseñado muchas cosas. Me ha enseñado a valorar hitos y celebrarlos con singular alegría. Me ha enseñado a no dar todo por sentado, a que si quieres algo debes luchar y ser constante. Me ha enseñado a ser valiente y que todo está en la mente.

También he aprendido que el Autismo no define a mis hijos, que cada uno es diferente y tiene sus peculiaridades del trastorno y también de ser niño.

Existen muchas “características” de niños con autismo y unas cuantas son hipo o hipersensibilidades y otras son “rigideces”. Es importante saber distinguirlas. Al principio es muy frustrante no dar con que es lo que el niño necesita o no saber exactamente porque llora o que es lo que le molesta. Es fundamental observar a tu hijo detenidamente porque hay una secuencia detrás de lo que está el viviendo.

Observarlo es tan importante como darle de comer pues es la mejor manera de comprender como mira el mundo. No siempre tendrás la respuesta pero seguramente casi siempre.

Prevenir que el niño llegue a un nivel de estrés alto por sentirse incomprendido es básico.

A mí me gusta observarlos, saber que objeto es el que más le gusta tener consigo, a veces eso es todo lo que necesita para estar tranquilo y puedes utilizar esto a tu favor para enseñarle a pedir ayuda o a pronunciar la palabra de dicho objeto.

Comprendiendo a mis hijos

Creo que no estaba acostumbrada a nombrar cada cosa que cogía durante el día (¿Quién va por la vida nombrando cada cosa que ve o que toma con la mano?) pero lo he interiorizado lo mejor que he podido para potenciar las posibilidades de que mi hijo lo retenga y lo repita.

Uno de mis hijos es más hábil para el lenguaje que el otro y el que carece de lenguaje es más sociable que el otro. En cada uno hay que enfocar y trabajar puntos muy diferentes y hay que estar muy claros en cuáles son sus debilidades para poder trabajarlas. Los dos tienen en común que todo lo que repetimos una y otra vez, lo aprenden…. Uno tarda menos que el otro pero eventualmente los dos lo aprenden.

Entre más repetimos palabras o incluso situaciones, más lo van asimilando y comprendiendo. La primera vez de cada cosa no va a ser fácil pero la clave está en repetir y con pasitos pequeños y cada vez un poco más hasta que finalmente ceden.

Comprendiendo a mis hijos

Es muy importante nunca mentirles o engañarles. A los niños con autismo les cuesta muchísimo trabajo fiarse de alguien que les ha engañado. Me refiero, por ejemplo, a darles un medicamento en el zumo con el fin de “engañarle” y que se lo beba. La mejor manera es anticipándole las cosas con imágenes siempre contándole que va a suceder pero que después tendrá una recompensa (puede ser su cuento favorito o un juguete que le encante).

Es por esto y muchas cosas más que es muy importante observar su comportamiento para aprender de ellos. Esto nos facilitara muchas cosas y nos ahorrara muchos llantos.

¿Qué técnicas tienes para aprender de tu hijo?

Jenny.

Compartir:

Deja un comentario