Dejar tu carrera profesional o no cuando tienes un hijo/a con necesidades especiales

Dejar tu carrera profesional o no cuando tienes un hijo/a con necesidades especiales

Dejar tu carrera profesional o no cuando tienes un hijo/a con necesidades especiales

A raíz de un post en Instagram de nuestra amiga María Elena del Rio (@medriosan) sobre este tema que a todos se nos ha planteado en algún momento, queremos compartir con vosotros nuestra experiencia.

Cuando recién recibes el diagnostico de Autismo es un momento muy vulnerable porque entras en un bucle de sentimientos, agobios porque te desborda la situación, alivio también por saber qué es lo que le pasa a tu hijo y encima te das cuenta que no sabes nada que tienes que ponerte las pilas en comunicación con tu hijo/a, apoyos visuales, conocer a tu hijo, sus intereses para motivarle etc.. Es en este momento cuando te ves totalmente agobiado porque te falta horas del día y alguno bien el padre o la madre se plantea si pedir excedencia o reducción de jornada o flexibilidad.

En los tiempos que corren y con las terapias que hay que proporcionar a nuestros hijo/as salvo que te sobre el dinero, dejar de trabajar es difícil. Pero yo soy de la opinión que mantener tu vida profesional te ayuda a poner la mente en tu sitio y también a salir de la rutina y nos ayuda a superar también ese duelo por el que pasamos los padres y madres recién te dan el diagnóstico.

Quizás los primeros años son los más difíciles con diferencia (esto es una opinión personal) hasta que te haces con las riendas de la situación. En mi caso, pedí flexibilidad horaria unos 3 años para poder llevar a mi hijo a terapias pero también hubo algo de culpabilidad. Reconozco que me sentí desbordada y todo en lo que pensaba era en encauzar a mi hijo.

Pero llega un momento en el que reflexionas y dices bueno mi carrera profesional también es una parte importante y necesaria y yo también soy importante porque nuestros hijo/as nos absorben mucho y dejamos de ser nosotros (Natalia o Ernesto) para ser mamás, papás y te olvidas de ti.

Desde luego que nos parece importante que en algún momento podamos negociar reducción o flexibilidad, si se necesita, pero no menos importante es que no nos olvidemos los padres y madres que nosotros también existimos que tenemos necesidades y que tenemos carreras profesionales que además nos ayudan a poder costear las terapias, actividades que necesiten nuestros hijo/as.

Siempre solemos decir, es que no tengo tiempo… o no me da la vida. Pues tiempo tenemos, pero lo gestionamos mal. Es importante coger una agenda o el Google calendar u otra herramienta y dividir tareas papis y mamis, organizar tu trabajo y reservarse algunos momentos de la semana para nosotros mismos. Porque para tirar del carro hay que cuidarse uno mismo y, aunque suene egoísta, ponerse el primero de la lista porque nos sentiremos mejor y eso tendrá impacto en cómo se sientan nuestros hijo/as.

Nosotros hemos estado ahí y queremos compartirlo contigo para que no te sientas solo/a. Nuestro consejo es que debemos ser padres/madres y ayudar a nuestros hijo/as siendo padres/madres no terapeutas, jugar con ellos dentro de sus intereses (esta es la mejor terapia), estás dándolo todo y haciéndolo lo mejor que sabes y puedes (no te sientas culpable), analiza cuál es la mejor fórmula para ti según tu situación familiar pero si tu carrera profesional es importante no tienes porqué abandonarla y por último aunque debería estar en el número uno de la lista de consejos NO OS ABANDONÉIS COMO PERSONAS  vuestros hijo/as os necesitan felices y a tope.

Ernesto Larre y Natalia Castaño.

Compartir:

Deja un comentario